lunes, 10 de abril de 2017

Ideas de negocios para jóvenes emprendedores.

Ideas de negocios para jóvenes emprendedores

Los jóvenes emprendedores son uno de los pulmones de empuje de las economías de cada país, sin ellos resultaría impensable que el dinero fluyera; al igual que sus ideas de negocios, son las que hacen posible que el resto podamos disfrutar de nuevas oportunidades, nuevos servicios y dispositivos absolutamente fascinantes y revolucionarios en el mercado.
Se trata de una clase de emprendedor que no se cansa, que aguanta y es capaz de resistir cualquier tipo de tormenta que se avecine, si la idea que posee es buena y le apasiona, seguirá hacia adelante sin pensar en lo que deja detrás. No les temen a los cambios ni les preocupan los traslados de residencia, solo se guían por conseguir su objetivo: desarrollar su idea y conseguir la financiación suficiente como para poder hacer sus sueños realidad... así son los jóvenes emprendedores.

Brainstorming de proyectos

Muchos jóvenes se encuentran en esta situación, donde a pesar de la multitud de proyectos que llueven sobre su cabeza, solo desea centrarse en uno, en aquél que le guste, que le llene y sepa que puede llegar lejos a pesar de que en el mundo del emprendedor nadie pronostica las cosas con total garantía y seguridad.
Todos hemos tenido ideas, algunas más atrevidas que otras, pero sabemos que en la vida real, muchas de ellas, por diferentes motivos y condiciones que no podemos controlar, se nos escapan de las manos. Por esta razón, surge la necesidad de filtrar y seleccionar solo aquellos proyectos que nos ilusionen de verdad y estemos convencidos en poder sacar adelante.

¿Con cuál idea de negocio me quedo?


Hoy en día, existen multitud de proyectos e ideas de negocios que se podrían desarrollar y que resultan muy tentadores ante los ojos del joven emprendedor, sin embargo, no es oro todo lo que reluce, habrá ofertas muy suculentas y llamativas que tendremos que dejar de lado, pues no nos ofrecerán un mínimo de garantías.
Otras podrán parecer arriesgadas, pero merecerían la pena si nuestro grado de compromiso es el suficiente. Recuerda que emprender es arriesgarse siempre.
Si en estos momentos tienes varios proyectos en mente y no sabes con cuál quedarte, te invito a leer el articulo sobre cómo saber cuál negocio iniciar, allí encontrarás algunos consejos útiles para tomar la decisión correcta.

El negocio gira en la red


Podría parecer una obviedad, sin embargo, hace solo unos pocos años esto no se planteaba así. Hoy en día, la mayoría de jóvenes emprendedores solo busca la oportunidad de negocio dentro de la red, ya que es el medio más eficaz para poder llegar a donde se propongan.
Internet es una herramienta de comunicación, potenciadora de imagen y generadora de beneficios excepcional, por lo que todos los negocios que tengamos pensado preparar, deberían ir relacionados con ella de una forma u otra. Sin embargo, no debemos cerrarnos única y exclusivamente a ella, existen modelos de negocio tradicionales que, con la ayuda de Internet, pueden ser la combinación perfecta.
Sabiendo que los gustos y preferencias de cada uno de los jóvenes difieren entre sí, que depende mucho su predisposición, situación económica y geográfica, y teniendo en cuenta que resulta imprescindible contar con Internet para el futuro negocio, hemos optado por ofrecer algunas ideas de negocios generales que puede pueden ser interesantes para un joven emprendedor:
  • Tienda online: La gente sigue comprando de la forma más tradicional, sin embargo, contar con un catálogo virtual desde la pantalla del ordenador, está haciendo que esta costumbre varíe considerablemente. ¿Crees que podrías fabricar algo?, ¿Te gustaría hacerlo? Piénsalo, busca aquello que te motive y adelante.

  • Servicios a la tercera edad: Se ha observado que los mayores de la casa también disfrutan manejando las Tablets en sus ratos de descanso. Si cuentas con conocimientos en informática, sería muy interesante que valoraras este sector y vieras la posibilidad de crear servicios exclusivos destinados hacia sus necesidades.

  • Creación de Apps: No hace falta que las presentemos, son descargas por miles y miles de personas al día y cada vez son más exigentes. Si tienes conocimientos en programación, te recomendamos que valores esta opción. Las posibilidades son infinitas, de hecho, muchas Start-ups de éxito proceden de esta vía emprendedora.

  • Servicios de consultoría online: Si cuentas con la formación pertinente, te recomendamos que valores la posibilidad de ofrecer tus servicios de forma online. Aprovéchate de la inmediatez que ofrece Internet para dar un buen asesoramiento.

  • Ofrecer servicios como freelance para empresas online: Community manager, redacción, diseño de páginas web y un largo etcétera que podrías tener en cuenta. Cada vez son más las empresas que, al igual que tú, se lanzan a la red y necesitan de los servicios de un tercero para gestionarle sus contenidos y perfiles sociales. Aprovéchate y ofrece tus servicios como freelance, hay oportunidades interesantes para ti.
Cada vez son más los jóvenes que optan por el emprendimiento como opción de vida, especialmente ahora que Internet ha abierto infinidad de oportunidades de negocio al alcance de cualquier persona dispuesta a progresar. Esperamos que la tendencia siga en crecimiento y que cada día sea mayor el número de jóvenes dispuestos a emprender para hacer de sus ideas y sueños una realidad.
Fuente de información:http://www.negociosyemprendimiento.org

Ideas de negocios para mujeres emprendedoras.

Ideas de negocio para mujeres emprendedoras

Muchas de ellas son capaces de sacar adelante un negocio y a una familia entera, pueden generar ideas absolutamente innovadoras e interesantes. Son hijas, madres y jóvenes con ganas de ofrecer algo al sector empresarial. Un gran porcentaje de ellas utiliza de una forma más productiva que el hombre sus habilidades e inteligencia, son capaces de transformar nuestro entorno y costumbres gracias a aquellas ideas emprendedoras que llevan a la práctica, son: Mujeres emprendedoras.
Cualquier organización requiere de su presencia, pues gracias a su influencia, conocimientos, profesionalidad y habilidades naturales, la mujer es generadora de equilibrio. Según afirmaba el Premio Nobel Muhammad Yunus: "Si el mundo financiero hubiera estado controlado por mujeres en vez de hombres, la crisis no hubiera existido." Pues como bien dice, la mujer es mucho más cautelosa y no habría permitido llegar hasta esas cotas de riesgo tan elevadas.
En las siguientes líneas de texto ofreceremos algunas ideas de negocio muy convenientes para las mujeres emprendedoras. Algunas de ellas podrían resultar de tu interés, pues hemos reunido tanto aquellas que requieren de una mínima inversión, como otras en las que se necesita una pequeña mayor cantidad de capital inicial. Te invitamos a que las sigas y evalúes según tus preferencias, sepas obtener la esencia de éstas y de esta forma puedas encontrar nuevas fórmulas para moldear tu nuevo proyecto empresarial:
ideas de negocio para mujeres emprendedoras






  • Sector de limpieza de hogares y oficinas: Puedes anunciarte por la red, preparar un blog y a medida que comienzas a tener nuevos pedidos, vas contratando un pequeño grupo de hombres y mujeres que acuda a los hogares y se organice el trabajo. Solo necesitarás una pequeña inversión para empezar. Recuerda que aquí no precisas de ningún tipo de local, al menos al principio.

  • Sector jardinería: En Estados Unidos cobran por podar el jardín una media de 25 dólares, cada poda dura aproximadamente media hora entre dos personas. Si hacemos cálculos ahí tendremos la respuesta de si nos puede interesar o no. La clave también pasa por organizar el negocio a través de Internet si queremos ahorrar capital para empezar.

  • Vender por Internet: Al igual que en las anteriores opciones ofrecías tus servicios a través de la red, ahora puedes vender también tus productos gracias a la creación de una tienda virtual. Vende lo que más te guste, el mercado te brinda la posibilidad de centrarte en aquello que mejor conozcas. Crea tu tienda virtual y ofrece siempre calidad a buen precio.

  • Servicio de Consultoría: Si posees una formación académica que te lo permite, vende tus conocimientos a aquellas personas que se encuentran atascadas y necesitan la ayuda de una profesional como tú. Podrás hacerlo desde la propia web gracias a los medios que disponemos, o bien, acercarte y atenderles personalmente.

  • Asistenta para viajes: Esta es quizás una opción que muchas no conocíamos, pues se trata de anunciarnos en la red ofreciendo nuestros servicios para organizar viajes. Es decir, una pareja nos informa que van a realizar un viaje por la Toscana durante 5 días, y nosotras con estos datos y sus preferencias, organizaremos un viaje que les resulte inolvidable. Compraremos tickets para rutas, para conocer viñedos, alquilaremos el vehículo, reservaremos el hotel, etc. Como una agencia de viajes pero personal y mucho más económico.
Estas ideas se ajustan perfectamente al perfil de la mujer emprendedora, aunque en realidad una mujer decidida y apasionada es capaz de emprender cualquier negocio que se proponga.
Existen cientos de historias de mujeres emprendedoras que han conseguido llegar a lo más alto, y todo ello gracias al esfuerzo, dedicación y amor propio que han puesto en aquello que realizaban. Solo es cuestión de tener ilusión y explotar una idea. Debes analizar cuáles son tus preferencias y conocerte a ti misma para que puedas tomar la decisión acertada en el negocio que escojas.
Fuente:http://www.negociosyemprendimiento.org

No tengo tiempo, ni dinero para iniciar un negocio.

No tengo tiempo Ni dinero para Iniciar un Negocio

Cuando se trata de buscar excusas, siempre encontraremos unas muy buenas para justificar el porqué seguimos postergando indefinidamente nuestros sueños y metas; sin embargo, hay dos excusas que especialmente se han convertido en la puerta de salida para aquellas personas que quieren iniciar un negocio, pero no se animan a dar el primer paso: No tengo tiempo y No tengo dinero.
De hecho, si lo analizamos desde un punto de vista netamente racional, emprender de por sí supone un riesgo enorme, y la situación se pone aún más compleja para aquellas personas que dependen completamente de un empleo, su salario no es muy alto y tienen bajo su responsabilidad a otras personas.
En ese sentido, pensar en iniciar un negocio cuando nuestros recursos financieros son tan limitados y cuando nuestras responsabilidades consumen todo nuestro tiempo, resulta ser una decisión poco sensata; sin embargo, en este articulo abordaremos ambas excusas con el objetivo de presentar algunas reflexiones que ayuden a los emprendedores a dar el siguiente paso en su camino.
No tengo tiempo Ni dinero para Iniciar un Negocio
Imágenes por Shutterstock

Cada vez tienes menos tiempo para hacer las cosas que realmente quieres hacer


Los seres humanos solemos creer que en el futuro tendremos más tiempo del que tenemos ahora, por eso aplazamos nuestros grandes sueños, proyectos y metas para ese "algún día" en el que todo estará perfectamente alineado y por fin podremos empezar a hacer lo que realmente queremos. Sin embargo, lo paradójico del caso es que cada día tenemos menos tiempo, y esto se debe a dos razones específicas...
En primer lugar, si miras un poco hacia atrás en tu vida, podrás ver que con el pasar de los años tus responsabilidades se han incrementado. Generalmente, las personas suelen sumergirse en estilos de vida que los esclavizan y que los van atrapando en un circulo vicioso en el que nunca tienen tiempo para nada. Lo urgente se antepone a lo importante. Seguramente, hace 5 años tenías menos compromisos que ahora.
Y, en segundo lugar, cada día que pasa es un día menos de vida. Hace 5 años tenías 5 años más de vida que ahora. Suena un poco obvio, pero la gran mayoría de las personas deja pasar sus días sin percatarse del gran valor que tiene cada uno de ellos.
El punto al que quiero llegar es que si hoy no tienes tiempo para hacer lo que realmente quieres hacer, en el futuro tendrás menos tiempo; lo que significa que, muy probablemente, jamás vas a empezar a trabajar por tus sueños. Hoy mismo el mundo está lleno de personas que miran hacia atrás con frustración porque se quedaron esperando el momento "perfecto" para emprender, pero solo veían pasar sus días mientras las deudas y compromisos seguían incrementándose.
"El mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años. El segundo mejor momento es ahora". -Proverbio Chino

¿No tienes tiempo o tus prioridades son otras?

Lograr metas
Resulta irónico que muchas de esas personas que no tienen tiempo para iniciar un negocio, son las mismas que ven 2 horas diarias de televisión, duermen 10 horas cada día y no se pierden los planes de ocio con sus amigos.
Sé que estoy exagerando un poco y que seguramente algunas personas si tienen ritmos de trabajo y de vida que consumen por completo su tiempo, pero en la mayoría de los casos no es así.
Es cuestión de prioridades. Si tus sueños y objetivos no son tu prioridad, jamás tendrás tiempo para ellos.
Pero no se trata solo de "sacar tiempo" y dedicar las sobras de tu jornada a trabajar por lo que quieres. La clave es dedicar tu tiempo en el que tienes más energía y eres más productivo, a las cosas que son realmente importantes para ti.
Haz el ejercicio de revisar cuáles son tus prioridades en este momento de tu vida, ¿cuáles son esas actividades a las que estás dedicando la mayor parte de tu tiempo? ¿Cuándo tienes tiempo libre, a qué lo dedicas? ¿Cuáles actividades forman parte de ese 20% que más resultados y beneficios aporta a tu vida? ¿Cuáles actividades del día a día solo consumen tu tiempo y energía sin dejarte resultados ni beneficios significativos?
Después de tener claro cómo estás invirtiendo tu tiempo, podrás reorganizar tus prioridades y comenzar a trabajar por tus metas.
"No es que tengamos poco tiempo, sino que perdemos mucho.” -Séneca

¿No tienes dinero o no confías lo suficiente en tus ideas como para invertir en ellas?


Lograr lo que quieres
En mis conferencias de emprendimiento suelo preguntar a los asistentes si compran regularmente la lotería. Aproximadamente un 5% de los asistentes levantan la mano afirmando ser compradores regulares de la lotería. Luego les hago la siguiente pregunta: ¿Si tuvieran la total certeza de que van a ganarse la lotería esta noche, quiénes la comprarían? Todos sonríen con tono de burla y levantan la mano afirmando que obviamente la comprarían. Finalmente, les pregunto ¿Y si no tienen dinero en el momento para comprar la lotería que seguro se van a ganar, dejarían pasar la oportunidad? Los asistentes responden cosas como "Pediría prestado""Vendería mi tv", etc.
Ahora la pregunta es: ¿Si tuvieras la total certeza de que vas a tener éxito en tu negocio, lo empezarías?
Si lo miras desde esa perspectiva, el problema no es la falta de dinero, sino que no crees en tus ideas, ni en ti mismo, lo suficiente como para invertir en ellas.
Lo interesante es que, a diferencia de la lotería, los negocios no son cuestión de azar. Si te preparas, investigas, emprendes en una industria que entiendes y trabajas con determinación, las probabilidades de tener éxito son muchísimo más altas que las de ganarse la lotería. Sin embargo, hay más gente allá afuera comprando loterías que invirtiendo en sus ideas.
Un emprendedor no puede andar haciendo negocios como si estuviera jugando una lotería. No se puede dejar todo al azar. Si de antemano no confías plenamente en ti, en tus capacidades y en tus ideas, difícilmente vas a poder desarrollar tu emprendimiento.
Cuando crees firmemente en lo que estás haciendo y tienes una visión clara de lo que vas a hacer, tiene mucho sentido pensar en apalancarte con el dinero de otros o vender algunas de tus posesiones para conseguir el dinero que necesitas para emprender.
"Un empresario es capaz de ver el árbol, aún cuando solo tiene la semilla sostenida en su mano."

Tú eliges si das excusas o das resultados

Excusa y razón

Al final de cuentas, cuando das una excusa te la estás dando a ti mismo. Nadie más que tú tendrá que asumir las consecuencias de postergar indefinidamente tus sueños y metas. Eres tú quién decide si quieres vivir una vida llena de satisfacciones y logros, o una vida llena de frustraciones y arrepentimientos.
Usa tus excusas como inspiración. La falta de dinero no debería ser tu excusa, sino tu motivación para emprender. Tus hijos no deberían ser tu excusa, sino tu inspiración para seguir adelante tras tus sueños.
La gran mayoría elige dar excusas... pero, tú no eres como la mayoría.
Si decidiste hacer a un lado las excusas, los consejos que te comparto a continuación te ayudarán a superar los obstáculos de la falta de tiempo y falta de dinero. Anímate a ponerlos en práctica.

Consejos para emprendedores con poco tiempo


  • Haz listas de tareas. Es una sencilla, pero poderosa técnica de productividad que usan los empresarios exitosos.

  • Después de tener organizadas tus actividades diarias, aprende a priorizar. Asegúrate de que estás dedicando tu tiempo, energía y recursos a las actividades que te acercan a tus sueños.

  • Aprovecha la tecnología para ser más productivo. Aquí tienes 10 Herramientas para Ser más Productivo.

  • Enfócate. Trabajar duro sólo dará frutos si trabajas en lo correcto.

  • Deja de procrastinar. Asegúrate de que estás siendo productivo en lugar de solo permanecer ocupado.

  • Si puedes delegar, hazlo.

  • Lee estos 16 Tips que te ayudarán a ser más productivo.

  • Si tu empleo actual consume todo tu tiempo y energía, podrías considerar cambiar de empleo por otro con un horario más flexible, aunque te paguen menos. Los sacrificios en el corto plazo tienen sentido si contribuyen a una visión a largo plazo.

  • Sé disciplinado. Haz un horario para organizar tu trabajo.

  • Lee "La semana laboral de 4 horas" de Tim Ferris. Es un libro lleno de técnicas y herramientas para optimizar tu forma de trabajar.

Consejos para emprendedores con poco dinero



Conclusión: No emprendas si No tienes tiempo Ni dinero para hacerlo

Si alguien me dice que No tiene tiempo Ni dinero para iniciar un negocio, yo le digo que mejor no emprenda. El problema de esa persona no está en la falta de recursos, sino en la mentalidad de escasez.
Déjenme compartirles una historia para ilustrar este punto...
Andrew Carnegie fue un conocido multimillonario. A tiempo actual, su fortuna estaría por encima de los trescientos mil millones de dólares. El tipo estaba embarcado en un mega-proyecto: la construcción de un puente sobre el río Misisipi en USA.
En aquella época todos los puentes que se construían, al poco tiempo se caían. La gente desconfiaba de las grandes obras, pero Carnegie creía que su idea era posible. La prueba de fuego no era la desconfianza de la gente, sino la falta de recursos para financiar la obra.
Para entonces, la obra ya estaba en marcha pero los prestamos que el joven había solicitado resultaron insuficientes. Esta endeudado y le faltaba dinero para continuar. Día y noche tocaban su puerta o le enviaban cartas para exigir que pague, sin embargo nada le detenía. Carnegie no se había endeudado para tirar ese dinero al agua, lo estaba invirtiendo.
Así que cuando faltaban recursos y las deudas apremiaban, Carnegie no detuvo su proyecto sino que más bien tomó impulso y le dio más velocidad.
Carnegie no dijo:
“que miedo, estoy endeudado, tengo la soga al cuello”,
“paren todo, ya no tengo dinero”,
“vamos a detener la obra, ya nadie nos quiere prestar.”
No, él no dijo eso.
Él dijo: “vamos a continuar, nuestro objetivo es construir un puente nunca antes visto.”
Señores, Andrew Carnegie tenía la mente en el sueño, no en las trabas. Toda su energía estaba puesta en el objetivo, no en el dinero.
Puso en marcha un plan y en cuestión de días consiguió más financiamiento. Así concluyó la obra que lo catapultó al éxito masivo. ¿Cómo lo hizo? Empezó a razonar como un verdadero marketero y vendió la idea de su proyecto. Identificó inversionistas y empezó a enviar cartas persuasivas en las cuales comunicaba la promesa de una ganancia no imaginada. Una de sus cartas decía:
“Estimados señores, nuestro puente es de acero y es una construcción nunca antes vista. Debido a su comprobada resistencia, en los próximos años el acero moverá al mundo, por lo cual les animamos a renovar su creencia y seguir apostando por unir El Este con el Oeste. En un futuro cercano el mercado más rentable será el acero y debemos elegir si será nuestro o será de otros.”
Carnegie ha demostrado que cuando hay visión, hay capital; y que cuando hay creencia, hay caminos. Recuerde: el sueño es más grande que el problema y el soñador es más fuerte que la adversidad.
No le hablo de que usted desconozca sus deudas, sino que desconozca sus miedos. Si estamos seguros del negocio, tenemos que estar seguros de nosotros. La deuda no es más grande que el empresario. Así que creencia ante todo, velocidad al máximo, acción y más acción... recuerde: cuando la siembra es buena, la cosecha es buena. 
Escrito por Mundo de Millonarios
  
        Fuente:http://www.negociosyemprendimiento.org: